“NUESTRA MISIÓN PRINCIPAL NO ES LA DE SER ENFERMERAS O ASISTENTAS, SINO LA DE ACOMPAÑAR, ALIVIAR, CONSOLAR, LLEVAR LA ESPERANZA”
(M. Francisca Pascual)

HISTORIA DEL CENTRO

Las Hermanas Franciscanas de la Imaculada iniciaron su labor en Muro de Alcoy en el año 1887 a petición de la autoridad local.En un principio fue colegio de enseñanza primaria junto con la labor de Asilo, para personas mayores desamparadas. Con los años se ha convertido únicamente en centro para la tercera edad, adecuando y construyendo nuevas instalaciones adaptadas a las necesidades actuales.
En ella existe una fundación que es representada por una Junta de Patronos -alcalde del pueblo, juez de paz, sacerdote, que junto con la dirección, llevan la Residencia. Rigen la casa, las Hermana Franciscanas de la Inmaculada, fundadas por Madre Francisca Pascual Doménech, nacida en Moncada (Valencia). Mujer fuerte que les transmitió el amor a los más necesitados dentro de las grandes necesidades de la Iglesia.

El Objetivo principal de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada es ayudar al enfermo, anciano, a asumir su realidad, consiguiendo que llegue a estar satisfecho y feliz en la etapa de la vida en la que se encuentra; y que desde ahí, pueda sentir que su vida tiene un sentido: construir con sus propias manos un mundo más justo y más humano. Para ello es muy importante que los residentes sepan que: Las hermanas destinadas a este servicio aseguraran a la persona una asistencia integral.  

SERVICIOS QUE PRESTA EL CENTRO

SERVICIOS OPCIONALES

Contacto

administracion@residenciamuro.com